Mirarte al espejo

>> lunes, 20 de abril de 2009



Mirarse al espejo...
No es cosa sencilla a veces! Este consejito va para todas las mujeres que me visitan, incluso va para mí misma ya que a veces lo olvido...
Cuando las mujeres, de todas las edades, llegan a mis clases de danza del vientre, lo primero que enfrentan después de haber atravesado el vestuario, cambiarse delante de otras chicas, etc. es el espejo del salón de clases... Ese espejo que les devuelve la mirada a sí mismas, que a veces está tan olvidada!
Mirarse al espejo no es cosa fácil... Mas con amor y cariño las voy alentando a sentirse bellas, a aceptarse con sus rollitos, sus pancitas, sus curvitas femeninas, su piel, las huellas de la vida en su cuerpo... Y me asombro y alegro tanto cuando veo que con el correr de los días y el pasar de algunas clases, a veces un sólo encuentro basta para ver que la siguiente vez la mujer vuelve maquillada, más femenina, con el cabello arreglado... No es el aspecto exterior solamente, sino el brillo que les devuelve a su mirada, a su ser, una luz las rodea, se sienten mejor...
Es así, tal como se los cuento. Es el enfrentarse al espejo, lejos del marido, lejos de los chicos, lejos de la mamá que a veces tiene una mirada algo fuerte sobre nosotras, lejos de todo, en nuestro mundo, el mundo que encontramos en las clases de baile...
Es el vestirse diferente, con prendas que muestran la forma de nuestro ser, que revelan nuestro vientre, nuestro seno, es el aprender a expresar con nuestro cuerpo... Es increíble cuando empiezan a descubrir que tienen dormidos algunos dedos de los pies, o que ya no sienten alguna parte de su cuerpo, cómo llegué a esto se piensa, y hasta a mí me pasa cuando no me dedico a mí misma... Es increíble ver cómo liberan el llanto cuando por medio de ejercicios del tórax logran abrir su corazón y nos cuentan a todas sus angustias guardadas...
Por eso hoy quiero decirles que no se olviden de ponerse frente al espejo, de mirarse con cariño, todas las mujeres somos hermosas si tenemos el corazón lleno de luz o de amor, todas las mujeres tienen una diosa en su interior, sólo espera que se pongan en contacto con ellas mismas... Todas las mujeres pueden bailar, aunque sea con sus manos, expresar alegría, amor, angustia, todo, y eso hace bien, muy bien!
Mírense al espejo, recuerden lo bellas que son, y si la imagen no les agrada mucho, sepan que con cariño el cuerpo cede lentamente, las curvas vuelven si las torneamos con danza, la belleza está allí esperando a que nos sintamos bien con nosotras mismas para florecer!
No todas las danzas o ejercicios logran el mismo efecto, no todos los maestros logran llevar al alumno a una comunión con su ser y con el baile, pero podemos intentarlo amigas! Sin temor, sin vergüenza, por esto les recomiendo la danza que me abriga cuando estoy triste, mi amiga incondicional, mi mejor medicina, la danza del vientre...

Improvisaciones de danza, todas se sueltan y se expresan en este momento:

9 comentarios:

SOFIASOL 20 de abril de 2009, 22:28  

Hola adri!!!! gracias por la nota del espejo y me encanta salta, me entran ganas de conocerla!!!!!

Klaudia 21 de abril de 2009, 15:17  

Muy lindo post querida Adri!
Más aun cuando explicas de manera tan delicada lo hermosas y bellas que somos las mujeres, no basta con aparentar ser Linda o hermosa, hay q serlo tb por dentro!
gracias amiga, disfrute mucho este post, siempre es bueno que alguien este recordando estos detalles para hacernos sentir bien!
un besote y un abrazo grande!!!!!

BrujaCanela 21 de abril de 2009, 15:56  

Muy linda reflexion.. es verdad muchas veces corremos todo el día y no hay tiempo mas q mirarse de una pasada .. al menos en mi caso no me miro con frecuencia al espejo mas q la cara jaja.. lo demas uf uf!

Eso sé q es inseguridad y claro soy insegura!.. pero siempre dicen q uno debe amarse tal como es.. creo q debo reconciliarme conmigo misma y aceptar como soy no más.. como decimos aca.. es lo que hay! ajaja!

Un besito amiga q estes bien y suerte en tus clases! te ves preciosa!

Linda semana!!

Brujacanela

marcela 21 de abril de 2009, 18:44  

Disfrute mucho leyendo este post Adriana, cuanta sabiduría hay en tus palabras! el espejo que nos enfrenta con una mirada profunda de nosotras mismas... es muy fuerte y movilizante, pero imagino que si, absolutamente transformador!!
La posiblilidad de reencuentro con nosotras mismas!
Se nota tu amor por lo que haces!! debes ser una excelente maestra de baile!!
Besos
Marcela

Mónica 21 de abril de 2009, 20:53  

Hola Adri,
Hoy te dejé un mensaje en otro de tus blogs y ahora pasé a ver éste.
Muy profundo el texto sobre el espejo; hasta me llegó a emocionar.
Es hermoso y aún más me imagino, cuando, como decís ves el cambio en tus alumnas.
Gracias por compartirlo.
Un beso (ahora a buscar las rosas...)

BrujaCanela 21 de abril de 2009, 21:07  

Jua! no eras tu?? jajaja bueee ando media cegatina pues jaja!!
Soooorry!!

Pero igual me gusto todo lo q escribiste eso es lo importante :D

Un abracito y si.. andamos todas bien!

Linda semana!

Brujacanela

Sandra... 22 de abril de 2009, 14:12  

Qué lindo lo que nos comentás en este post.. cómo nos cuesta a veces enfrentarnos con el espejo!!
Un beso♥

Gabriela Arias 22 de abril de 2009, 20:38  

¡¡¡Hola Adri!!!!
Me encantó tu post, realmente hermoso. Me asombraron tus intervenciones en las clases porque tienen una mirada terapeutica... y es fascinante cuando uno con una mirada, una palabra justa puede ayudar mucho. Besos

... 5 de mayo de 2009, 16:37  

Hola Adri, me emocione con tu reflexion, es verdad que nos dejamos estar, sobre todo si nos quedamos en casa.
Me voy a atrever a bailar .
Besitos.

Ahhh y te espero para un nuevo desafio.

Publicar un comentario

Esta es la ventana de mi casa, por aquí puedes contarme algún secreto mientras conversamos, puedes saludarme mientras pasas, hasta puedes entrar a visitarme!
Gracias por tu comentario, me hace muy feliz!