Viernes esperanzador

>> viernes, 3 de octubre de 2008


* Sucedió en la Universidad más famosa del mundo: en Oxford, Inglaterra. Un joven académico terminaba su carrera. Orgulloso y feliz, diploma en mano, abraza a su profesor y le dice:

-¡Gracias, Maestro! Me siento definitivamente formado para la vida; mi educación está bien terminada.
-Por mi parte, muchacho, recién comienzo la mía...

* Dos posiciones. Dos puntos de vista. Dos actitudes. Un joven, por cierto, menos culto que su maestro, considerándose doctor, con su formación terminada. El maestro, más humilde, recordándole delicadamente que recién comenzaba la carrera en el arte de vivir.

* Siempre pienso que no llegamos a superar el grado de aprendices, de eternos novicios, en la Escuela de la Existencia. Aprendices. En preparación. Retocando, perfecconando, recibiendo lecciones y acumulando experiencias.

Por más que la gente sepa o haya vivido, lo que siempre le falta por aprender es muchísimo; lo que falta por asimilar es infinito; lo que le falta por integrar es oceánico. La vida es una frase compleja y misteriosa cuyo sentido profundo y total, sólo podremos captarlo en la hora de la muerte.

Me gustaría que en Oxford y en todos los demás colegios, escuelas y universidades del mundo incluyeran dentro del currículum esta materia tan descuidada, pero tan importante y fundamental:
"¡EL VALOR, EN LA VIDA, DE LAS PEQUEÑAS COSAS!"
Si alguno no estuviera de acuerdo y no quisiera aprenderla ¡correría el riesgo de no aprobar el EXAMEN FINAL!

Si deseás seguir la cadena de pensamientos positivos y esperanzadores que organizó mi amiga Cielo, haz click sobre la imagen de abajo:

4 comentarios:

Xioely 3 de octubre de 2008, 16:55  

hola amiga!!! hermosa historia de verdad!!! si todos pudiesemos entender q en la vida uno esta aprendiendo siempre nos entenderiamos mejor!!! besos y feliz fin de semana!!!

Charli and me 3 de octubre de 2008, 17:11  

What a beautiful and inspiring post. Happy Hopeful Friday!

CIELO 3 de octubre de 2008, 17:14  

Tanta razon tienes... la vida es la gran carrera que suele comenzar al final de la misma vida.... un abrazo, y que Dios ilumine tu sendero...

Hugs

cielo

Virginia 4 de octubre de 2008, 0:38  

La vida es una gran maravillosa escuela, que su ensenanza es eterna. Nunca termina.
Bendiciones, Virginia

Publicar un comentario

Esta es la ventana de mi casa, por aquí puedes contarme algún secreto mientras conversamos, puedes saludarme mientras pasas, hasta puedes entrar a visitarme!
Gracias por tu comentario, me hace muy feliz!